7 jul. 2014

Dacronibus, el “dios” Draco de Sagunto.

Una importante pieza se incorpora a la colección arqueológica del Museo Histórico de Sagunto. Se trata de un ara votiva de época romana, un pequeño altar con inscripciones que se utilizaba como ofrenda. Esta datada en los siglos I -II.
El altar fue hallado en el patio de la Casa dels Berenguers reutilizada como material de construcción en un muro.


Se puede leer en latín en la primera línea D R A C O N I B V S, en la segunda P - B A E B - H E R M A y la tercera V S L A. 
La primera línea corresponde a dedicatoria: “para Draconibus”. La segunda línea corresponde al nombre de quien la ofrece, que es el liberto de origen griego, Publio Baebio Herma, y la tercera línea hace referencia a las iniciales de “ha cumplido su voto con buen ánimo”.
La catedrática Carmen Aranegui desvela que el enigmático Draconibus aparecido en un altar es una referencia «a los dragones» (Draco) y no a una desconocida divinidad local.
Es la primera inscripción que se ha hallado en España que menciona a esta deidad.
En el mundo romano Draco era representado por una serpiente. La divinidad está relacionada con las aguas termales subterráneas y se le atribuyen propiedades curativas.
La pieza es de caliza travertínica con unas dimensiones de 25 x 25 cm. Se cree que procede de las canteras de Viver. Además, conserva restos de pintura roja original en algunas letras (óxido de hierro con aglutinante), que se conserva en pocas ocasiones. Presenta doble moldura corrida en tres de sus lados. En la parte anterior las molduras enmarcan la inscripción y la trasera no tiene moldura puesto que está preparada para adosarla. Las letras tienen unas dimensiones 2.5 a 3 cm y la moldura es de 1.5 cm.