27 dic 2020

Descubren en Pompeya un termopolio, aún con restos de comida

Los termopolio eran un lugares en el que se servía comida a las clases más bajas de la ciudad y se han hallado alimentos y huesos de animales.


El área arqueológica de Pompeya, la ciudad destruida en el 79 dc. por la erupción del Vesubio no deja de sorprender y hoy se comunicó el hallazgo de un termopolio, el lugar donde se servía comida y bebida a los habitantes, intacto y decorado y con aún restos de alimentos.

El ministerio de Cultura italiano y el área arqueológica anunciaron lo que consideraron «otro descubrimiento extraordinario en Pompeya, en las nuevas excavaciones emprendidas dentro del proyecto de mantenimiento y restauración de la Regio V».

Se trata de termopolio, donde se solía servir comida a las clases más bajas de la ciudad, perfectamente conservado con el mostrador con la imagen de una ninfa marina a caballo y otros animales con colores tan brillantes que parecen tridimensionales, explican.

Pero lo que más ha sorprendido a los arqueólogos es el descubrimiento en los envases con restos de esta comida que se vendía en la calle y que es el origen de la «comida para llevar».

De hecho, era costumbre de los pompeyanos consumir alimentos y bebidas calientes al aire libre y los arqueólogos y expertos que trabajan en el parque arqueológico de Pompeya ya están estudiando el material para comprobar cuánto este descubrimiento puede ampliar el conocimiento sobre los hábitos alimentarios de la época romana.

«Además de ser un testimonio más de la vida cotidiana en Pompeya, las posibilidades de análisis de este termopolio son excepcionales, pues por primera vez se ha excavado todo un entorno con metodologías y tecnologías de vanguardia que están devolviendo datos inéditos», explicó Massimo Osanna, director general del Parque Arqueológico de Pompeya.

Ahora con un trabajo interdisciplinario se realizarán varios análisis en el laboratorio para conocer el contenido de las «dolia», los recipientes de barro en los que se cocinaba la comida en la antigua Roma.

Las decoraciones del mostrador del termopolio -las primeras en emerger de la excavación - muestran en el frente la imagen de una nereida (ninfa) a caballo en un entorno marino y, en el lado más corto, la ilustración probablemente de la misma tienda como un letrero comercial. Además, en el termopolio se encontraron diferentes materiales de despensa y de transporte: nueve ánforas, un recipiente en bronce, dos frascos y una olla de cerámica.

El suelo de toda la sala está formado por el llamado «cocciopesto», un revestimiento impermeable formado por fragmentos de terracota en el que se han insertado fragmentos de mármol policromado en algunos puntos.

Los termopolios, donde se servían bebidas y comida caliente, como indica el nombre de origen griego, conservados en grandes dolia (tarros) incrustados en el mostrador de mampostería, eran muy habituales en el mundo romano, donde era costumbre consumir el prandium (la comida) al aire libre. Solo en Pompeya hay unos ochenta, pero ninguno con el mostrador completamente pintado, lo que confirma la naturaleza excepcional del hallazgo.

El primer análisis de los alimentos.
Los primeros análisis confirman que las pinturas del mostrador representan, al menos en parte, los alimentos y bebidas que realmente se vendían dentro del termopolio: dos ánades reales están representados entre los cuadros del mostrador y, de hecho, se ha encontrado un fragmento de hueso de pato dentro de uno de los recipientes, junto con cerdo, cabras, pescados y caracoles de tierra, atestiguando la gran variedad de productos de origen animal utilizados para la elaboración de los platos.

Por otro lado, los primeros análisis arqueobotánicos permitieron identificar fragmentos de roble caducifolio, probablemente pertenecientes a elementos estructurales de la encimera.

En el fondo de un dolio, identificado como un recipiente de vino en la base de la botella para beber, que se encuentra en el interior, se identificó la presencia de habas, intencionalmente molidas, que como aseguraba Apicius se utilizaron para modificar el sabor y el color del vino, blanqueándolo. Otro dato interesante es el descubrimiento de huesos humanos, hallados parcialmente alterados por el paso de túneles realizados en la época moderna por excavadoras clandestinas en busca de objetos preciosos.

Algunos son de un individuo de al menos 50 años que probablemente estuvo posicionado sobre un lecho del que quedan rastros al momento de la llegada de la corriente piroclástica que arrasó la ciudad. Otros huesos, aún por investigar, pertenecen a un segundo individuo y fueron encontrados dentro de un gran dolio, quizás colocado allí por los primeros excavadores. www.lasprovincias.es


13 sept 2020

Circo romano Valencia

La spina del Circo romano de Valencia se localiza en el mausoleo de la Emperatriz Constanza de Grecia, en la Iglesia de San Juan del Hospital. La más antigua de Valencia.
El Circo romano data del siglo II-V.
En 1996-97 comenzaron las excavaciones en el Patio Sur de San Juan del Hospital.
Apareció la cripta y al profundizar, se llegó a un muro de mampostería, de unos 50 cm. de grosor y enlucido en uno de sus lados y en el otro no. Dividía lo que parecía el suelo de la cripta: a un lado del muro, mortero de cal con guijarros (estanque de la spina), y al otro lado arena y más arena.
El otro muro de la spina, que discurre paralelo al primero, se hallaba bajo el muro lateral este de la cripta, posiblemente sirviendo de apoyo.
En la excavación se hallaron pequeños restos cotidianos de los habitantes valentinos, tarros de esencia o lacrimarios, copas, pulseras y cuentas de collar.
Unos años después la prospección con el georradar permitió comprobar la situación y calidad de la materia apelmazada, que continuaba homogénea y firme durante una extensión considerable. La arena del Circo Romano de Valentia.

Los estudios con el georradar permitieron descubrir más restos del Circo romano, las gradas y una estructura de desagüe. Se han hallado en el Patio Norte, a la altura de las Capillas Penitenciales.

También son se época romana las cuatro columnas del Arco Toral.



6 sept 2020

Calpe, Baños de la Reina

Villa del siglo II con patio central y paredes revestidas con pinturas. En época tardoantigua sobre la villa se construyen nuevas edificaciones. En el sudoeste se caracteriza por las edificaciones hidráulicas que abastecen de agua potable.
Noria excavada en la roca para la extracción de agua dulce. Siglo II-III.
Más info: Calpe




2 sept 2020

Villajoyosa, La Torre de San Josep o Torre de Hércules

La Torre de San Josep, también conocida como la Torre de Hércules, es la mayor torre funeraria conservada en España.
Se construyó entre el 150-170. En 2016 en el museo de la Villayojosa, la Allon de los romanos, se descubrió una lapida dedica da a Lucio Terencio Mancino, que se supone procede de la torre.
La torre originalmente estaba cerrada, salvo los orificios de la cara este y oeste, que eran usados para las libaciones. El portillo se realizó en la Edad Media para expoliarla. En 1543 se desmontaron las piedras de la parte superior para construir la ralla medieval, pero muchos sillares se quedaron en los alrededores de la torre. Gracias a estos sillares se ha sabido cómo era la torre y se han podido restaurar.
Entre 2008 y 2015 se demolió la casa adosada, se excavo el entorno y se restauró.
Alrededor se halló uno de los mayores recintos funerarios de Europa. Tenía pedestales con Estatuas y jardín. 
Ver más info: Villajoyosa




28 ago 2020

Castellum Tossal de la Cala de Benidorm

 En julio de 2013, en El Tossal de la Cala, se localizó una muralla romana que data del siglo I a.e.c., es "una de las más antiguas" de las encontradas hasta ahora en "el sureste de la Hispania romana". Este hallazgo corrobora que el yacimiento es un 'castellum' o fortín romano y no un poblado íbero como se había creído hasta ahora. Según los arqueólogos este 'castellum' formaba parte de la red defensiva planificada por Sertorio con motivo de las guerras civiles romanas y que incluye los fortines de Cap Negret (Altea), Penyal (Calpe), Portet (Moraira) y del Montgó. 

La muralla militar contaría con un metro de grosor de mampostería y a los pies de ésta se levantaban las 27 viviendas excavadas en décadas anteriores y que conectaban con la parte superior del recinto a través de escaleras.

En septiembre de 2018, la sexta campaña de excavaciones en el cerro de El Tossal ha sacado a la luz nuevas habitaciones y diez metros más de calzada. El castellum romano de Benidorm es único con una calzada del 8% de desnivel. Los restos son visitables agosto 2020. Las últimas excavaciones descubrieron estructuras complementarias, otra posible entrada, "en clavícula",mucho material cerámico y alguno metálico. Se han detectado más trazados de muralla bajo las edificaciones existente en la actualidad. El "castellum" romano del Tossal tuvo una gran importancia en el momento de las Guerras Sertorianas en torno al año 80 a.e.c., según explicaron los expertos.

El castellum se edificó adaptándose al terreno, con una muralla de unos 5m de altura y de 1m de ancho de piedra en su base y alzado tapial. Los edificios se construyeron perpendiculares a ella para dotarla de mayor rigidez. Recorriendo la calle del castellum, observamos las puertas que dan acceso a los diferentes edificios. Estancias con dos alturas comunicadas por escaleras. Los edificios estrechos se asocian con una contubernia. Vivienda para ocho soldados, unidad básica del ejercito romano. En la estancia inferior descansaban y guardaban las armas, En la superior elaboraban su comida. En las excavaciones apareció una parrilla en la que cocinaban.



27 ago 2020

Lucentum

En el denominado Tossal de Manises se halla la ciudad romana de Lucentum, la antigua Alicante, desarrollada a partir de un poblado ibérico. Está situada en la parte superior de una elevación, un tossal de 38 metros de altura junto al mar y a 3,5 Km. del centro de la ciudad moderna en el barrio de La Albufereta. Es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la Comunidad Valenciana que fue declarado Monumento Histórico-Artístico en 1961. Conserva íntegra toda la superficie urbana unos 30.000 m2. Las murallas tienen un perímetro de unos 600 m. Más Info: Lucentum


29 jul 2020

Las Termas Romanas de Mura vuelven a mostrar su esplendor

El Ayuntamiento de Llíria ha dado a conocer el resultado de los trabajos de la segunda fase del proyecto de puesta en valor del Santuario Oracular y las Termas Romanas de Mura. Esta actuación ha contado con una inversión de 689.000 euros, financiados al 50% por el propio consistorio y las ayudas del Programa Operativo de Fondos Europeos de Desarrollo Regional Fondo (FEDER). www.valenciaextra.com. Ver: Noticia


29 jun 2020

14 jun 2020