23 jun. 2013

Torre funeraria romana más grande de españa media como un edificio de 4 plantas.

Las nuevas excavaciones del proyecto Villajoyosa Romana en la Torre de Sant Josep (la mayor torre funeraria romana conservada en la Península Ibérica) están dando unos resultados de gran importancia científica.
El hallazgo más espectacular es un muro romano de hormigón, que encierra un gran recinto funerario rectangular que rodea la torre. Este recinto estaba excavado más de un metro en el terreno, y el muro hacía de pantalla para contener los terrenos circundantes, más altos. Por tanto, hemos de imaginar la torre, de una altura equivalente a un edificio actual de 4 plantas, alzándose en el centro de una gran fosa rectangular artificial, delimitada por la pared de hormigón. (El hormigón, «opus caementicium», fue un invento romano).
Junto al muro, en el exterior del recinto, se ha encontrado además una balsa de piedras, argamasa de cal y trozos hincados de grandes vasijas de cerámica. Mide cerca de 1 m de lado por unos 30 cm. de profundidad. Todo indica que sirvió como artesa, para amasar el hormigón (arena, cal, grava y agua) de los cimientos de la torre y del propio muro que la rodeaba, y se trata de un resto arqueológico poco habitual. 
Cuando se acabaron las obras, la balsa se tapó con tierra que contenía algunas cerámicas, que dan una fecha posterior al 150 d. C. Ello coincide con el momento de construcción (mediados del s. II) que los prof. Lorenzo Abad y Manuel Bendala propusieron ya en los años 80 para el monumento, una de las joyas de la arqueología valenciana.
El proyecto Villajoyosa Romana, de la Concejalía de Patrimonio Histórico y del Área de Arqueología de la Universidad de Alicante realiza esta última campaña en la torre, antes de su restauración por la Generalitat Valenciana. Se desarrolla con personal y medios de Vilamuseu y de la Concejalía de Servicios Técnicos para minimizar costes. 
Se puede asistir a las excavaciones con visitas guiadas previa reserva. 
Fuente: http://www.villajoyosa.com