16 feb. 2012

Reacciones a la decisión municipal de anular el PAI de la villa romana de Paterna

ASSOCIACIÓ VALENCIANA PER A LA DEFENSA DEL PATRIMONI
Nota de prensa
Reacciones a la decisión municipal de anular el PAI de la villa romana.
Valencia, a 14 de febrero de 2012
Lamentamos que el Ayuntamiento de Paterna haya tardado tres años en concluir que el vial era municipal.
Y que durante ese tiempo haya consentido la destrucción de unos 1800 m2 de yacimiento para hacer un párking y la edificación de dos bloques de viviendas sobre el resto.
No es posible encontrar motivo lógico de por qué ha costado tanto aclararlo, y menos al leer hoy los informes de los técnicos municipales asegurando que era “obvio” que el vial era del Ayuntamiento.
La única explicación posible es que pesó mas el interés por consentir que se edifiquen los pisos en el PAI ilegal, que la obligación de conservar el patrimonio.
Se conservarán los dos bloques de edificios en construcción sobre el yacimiento.
Hay que considerar que el primero de estos edificios se inicia tras el informe del arqueólogo municipal infravalorando el yacimiento para concluir que se puede construir.
El Ayuntamiento debe aclarar por qué el arqueólogo descartó la conservación tan sólo una semana después de anunciar el hallazgo del yacimiento.
Evidentemente, en una semana no se excava tanto como para poder descartar la conservación. Así que es posible que el informe responda a que el alcalde necesitaba una tapadera para no tener que impedir que el promotor materializase la edificabilidad del vial que él mismo le ha regalado.
El Ayuntamiento debe estudiar si el informe del Arqueólogo Municipal estaba fundado, pues en caso que no, los bloques de viviendas podrían acabar demolidos. Y entonces los compradores de los pisos pedirían responsabilidades al Ayuntamiento. (Sobre todo tras la nota de prensa de octubre de 2009 en que el Alcalde y la Directora de Patrimonio –Paz Olmos– reiteraban que los pisos se iban a construir, pero sin aclarar de quién era el suelo).
Se sacrifica el Corredor Sur de Paterna.
Con la decisión de salvaguardar los derechos de los terceros instalados en la manzana M1 se sacrifica definitivamente el corredor sur.
El corredor sur une el intercambiador de Santa Rita con el bulevar a Manises. Pero desaparece en el sector de la villa romana para que el Grupo Siro tuviese sitio para hacer los 100 pisos extra que le regala el Alcalde.
La situación es ridícula: se construye el nuevo intercambiador, el nuevo bulevar y el corredor sur. Pero para ir del intercambiador al bulevar hay que entrar en el casco urbano, porque hay un tramo de 200 metros que no existe para que el promotor tuviese espacio para sus edificios ilegales.
Cuando se redacte el nuevo PAI veremos en qué medida ha pesado el hecho de que el “tercero” instalado en esa manzana sea Mercadona, precisamente a quien el promotor suministra pan, galletas, pasta y bollería para toda España (Un “tercero” valorado en 300 millones de euros de facturación anual).
Desaparece el olor a galletas y se queda el tufo a corrupción.
Con la anulación de la reparcelación el Ayuntamiento recupera el primero de los viales que renunció a reivindicar en el convenio para sacar la fábrica de galletas del casco urbano (y que causan la advertencia de Fiscalía de ser “contrario a derecho”).
Pero quedan otros dos, de las que no se ha aclarado nada:
• Falta aclarar si la empresa municipal pagó al mismo promotor por la finca 23788 que, siendo municipal, aparece en otra reparcelación aprobada por el alcalde como aportada por Siro. Un pago que el alcalde no ha desmentido desde hace dos años
• Y tiene que recuperar la finca 24050 que el promotor le entrega en permuta, cuando en realidad ya era del Ayuntamiento.
Y ¿Qué pasa con los técnicos que informaron a favor del PAI con el vial a nombre del promotor?
¿ Seguirán en su puesto a pesar de haber estado mintiendo a la Comisión municipal durante el último año?

Jorge A. Cubells.