3 jul. 2011

Iulius

Quinto mes en el antiguo calendario, Quintilis. Desde Numa Pompilio fue denominado Septeno, hasta que Marco Antonio, en su consulado, propuso al Senado el cambio de nombre. Se le dio el nombre Iulius en honor a Julio César, en recuerdo de su nacimiento el undécimo día de este mes.
Este mes se representaba en el calendario como un mancebo bronceado con cabellos espigados debido a que era el mes que los labradores comenzaban a segar sus campos de trigo, avena y centeno.
Mes consagrado a Minerva (Atenea), diosa de sabiduría y una de las tres divinidades superiores del panteón romano, la tríada capitolina, junto a Júpiter y Juno.
En este mes se celebran grandes festejos. Uno de ellos que todavía se practica en algunos pueblos de Europa occidental, consiste en un gran banquete que se ofrece a todos los jóvenes, los cuales comen con sentados alrededor de una hoguera mientras que algunos ancianos tocan melodías románticas y típicas de la región; terminando esto, los jóvenes se ponen en fila al lado derecho y las muchachas del lado izquierdo. Entonces cada joven escoge a una de ellas y si no es rechazado juran ser novios durante un año para contraer matrimonio al siguiente.
El día 5-12 se celebraban los Ludi Apollinares. Juegos consagrados a Apolo. También se celebraba una fiesta en honor a Júpiter llamada Poplifuges.
El día 7 se rendía homenaje a la muerte de Rómulo y se celebraban las Nonas Caprotinas.
El día 8 se celebraban los juegos bianuales de Nemea, en honor a Hércules.
El día 16 se celebraba la fiesta de Isis en su advocación de Stella Maris.
El 18 de Iulius la consagración del Templo de Divino Julio, dedicado por Augusto en el 29 a.e.c.
Entre el 19 y el 21 se celebraba la Lucaria, la festividad de los bosques sagrados asociada a la diosa Dea Dia.
El día 20 era el día grande de Minerva. También se celebraban las Panateneas.
El día 23 se celebraba la Neptunalia. Fiesta en honor de Neptuno para conjurar la sequía.
El día 25 se celebraban las Furrinales.